viernes, 29 de mayo de 2009

Estrés y Burnout en profesores.


Cada vez es mayor el número de profesores que sufren el llamado síndrome del Burn Out.Dada su gravedad , han proliferado los estudios publicados sobre el mismo.
El Burnout es una respuesta a un estrés emocional crónico caracterizado por agotamiento físico y psicológico, actitud fría y despersonalizada en la relación con los demás y sentimiento de inadecuación a las tareas que se han de desarrollar.Se da fundamentalmente entre quienes ejercen profesiones de ayuda. Fué Freudenberger quien incorporó el término al mundo de la psicología laboral.
El profesorado percibe su malestar laboral a través de la falta de valoración social en su trabajo (apoyo social) y falta de medios, tiempo y recursos (apoyo material) para el desempeño de sus tareas; dureza del mismo (alumnos conflictivos, exceso de responsabilidad) e incertidumbre ante la Reforma de la Enseñanza, a lo que unen el reconocimiento de sus propias carencias sobre su formación profesional actual.
"…se produce un conjunto de condiciones en las que el esfuerzo y la competencia del maestro son insuficientes para alcanzar las que -se supone- han de ser metas de su actividad educativa; ese conjunto aparece como productor de tensión, de "estrés", resultando en sentimientos negativos, de insatisfacción y decremento de la motivación por el trabajo en el maestro; tales consecuencias negativas, a su vez, aumentan la posibilidad de una posterior actividad ineficaz, fracasada, que conducirá a agravar la tensión y el sentimiento de inutilidad completa" (Blase, 1982, citado en Fierro, 1993).


En los siguentes enlaces podeis leer mas sobre este tema:

La Imagen Social de los Profesores. J.M. Esteve

Educación primaria y Síndrome de Burn Out.Situación de riesgo en los y las docentes de Cádiz.
Cordeiro Castro,Guillén Gestoso,F.J.Gala León.

Síndrome Burn Out. Silvana Soledad Sgró.

Estrés y burnout en profesores. J.A Moriana Elvira y J Herruzo Cabrera.

El síndrome del Burnout y el profesional de la Educación. Dul Alvarez

Burn Out,Desgaste Profesional o síndrome de quemarse en el trabajo. José Zabala


jueves, 28 de mayo de 2009

Estrés de los alumnos a fin de curso:


Cuando se perfilan los exámenes y el veredicto de las juntas de evaluación se aproxima,los estudiantes sufren el estrés de fin de curso.Los principales motivos de preocupación de los alumnos están ligados a las notas y a la evaluación.Al mismo tiempo, los padres se angustian por el futuro de sus hijos.

Desde hace algunos años, los adultos tienen conciencia clara de que sus hijos no tendrán necesariamente una situación profesional mejor que la suya. Y las angustias de los padres son contagiosas. Según los psicólogos y los pedagogos, éstos deben aligerar un poco la presión. Porque si el estrés en pequeñas dosis es un buen motor de motivación, el exceso es muy negativo para la salud. Para ayudar a los alumnos a afrontar bien los exámenes, deben reconocer que la preocupación puede también ser contraproducente y que la vida no se resume a los resultados escolares.

Los síntomas del estrés son numerosos : dolores de vientre, trastornos de sueño, falta de apetito o picoteo permanente.

¿Cómo perjudica un exceso de estrés a los escolares?
El estrés y el desánimo dañan el sistema inmune y empeoran muchas dolencias.
Las evidencias son difíciles de obtener y muchos resultados se basan todavía en meras correlaciones estadísticas, pero una gran cantidad de estudios realizados en los últimos 10 años apuntan a la misma conclusión: el estrés, la falta de afecto y el desánimo alteran a las hormonas que modulan el sistema inmune, y, en consecuencia, predisponen a las enfermedades infecciosas, dificultan el cicatrizado de las heridas y pueden agravar el curso de de otras enfermedades.
( Journal of Consulting and Clinical Psychology)
Un estudio firmado por Ronald Glaser y otros tres investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU), reconoce que faltan muchos datos sobre los mecanismos concretos que conectan el estrés y el desánimo con el mal funcionamiento del sistema inmune.Pero, pese a esas incertidumbres sobre el mecanismo exacto, caben pocas dudas estadísticas sobre la realidad de los efectos del estrés y el desánimo sobre una amplia gama de estados de salud relacionados con el sistema inmune.

Algunos estudios se han basado en la inoculación de voluntarios con una vacuna (contra la hepatitis B) o con un virus de efectos leves (el del catarro). Se ha podido demostrar así, por ejemplo, que el estrés y la ansiedad provocados por los exámenes de fin de curso se asocian a una débil, o retrasada, producción de anticuerpos tras la inoculación de una vacuna (la vacuna sirve aquí como un modelo de agente infeccioso). En esos mismos estudiantes ansiosos por los exámenes, la cicatrización de heridas -que también tiene mucha relación con el sistema inmune- es un 40% más lenta que en las vacaciones de verano.

Pautas generales para evitar el estrés

1-Preparación técnica, el aprender a estudiar. Entrenarse en técnicas como la lectura comprensiva, el subrayado, los resúmenes, esquemas, estrategias de memoria, saber planificarse por adelantado, concretando objetivos diariamente; autoevaluarse (los simulacros de examen son interesantes)

Hábitos adecuados:
- que elaboren un plan de estudio.
- que realicen los deberes a diario.
- que se ajusten a un horario.
- supervisar su trabajo.
- reconocer su esfuerzo
- proporcionar refuerzo si es necesario
- permítir de vez en cuando estudiar en grupo
- tener tiempo de juego o diversión
2-Preparación mental. Detectar tus pensamientos negativos, y sustituirlos por otros positivos de carácter tranquilizador.

3-Técnicas de relajación. Se pueden aplicar mientras estás estudiando, en los descansos entre asignaturas y durante el examen. La respiración abdominal y la relajación muscular proporcionan un mayor aporte de oxígeno, facilitan la relajación,



lunes, 18 de mayo de 2009

“OPOSITAR” A LOS 11 AÑOS.

Aquí tenéis el último comunicado de prensa de USTEA:

“OPOSITAR” A LOS 11 AÑOS.
Este viernes, 15 de Mayo, empezaron en los Conservatorios Profesionales de la Provincia las pruebas de acceso a las Enseñanzas Profesionales de los niños y niñas que llevan años estudiando en las escuelas de música y en los conservatorios elementales de Cádiz.
En un sistema educativo de calidad y medianamente racional, este colectivo de alumnos y alumnas, promocionaría al siguiente nivel de acuerdo con la evaluación que hubiesen obtenido previamente, pero eso sería hacer las cosas con un mínimo de profesionalidad.
La realidad es que a estos alumnos y alumnas,(algunos vienen de lejos) se les somete a una verdadera oposición con varias pruebas: teoría,dictado musical, lectura rítmica,entonación e interpretación de diversas partituras, pero con un agravante: no hay plazas para todos ellos, por lo que en muchos casos, tras haber superado la prueba, puede que se encuentren con que no hay plazas para continuar las enseñanzas de grado medio en el instrumento que llevan años trabajando y con el que han superado esa “oposición”, con lo que en muchos casos no podrán continuar estudiando o deberán esperar hasta el curso que viene a una nueva “oposición”.
Y lo que resulta más demencial es que estos alumnos/as aún no han sido evaluados del nivel elemental, por lo que pudiera darse el caso de alumnos/as que superen la oposición y no superen la evaluación del grado elemental, y viceversa, creando un mundo de posibilidades cercano al absurdo.(Las Enseñanzas Elementales no tienen ningún valor académico,ya que se puede acceder a EE Profesionales , a través de la prueba,sin haber estudiado ni un solo curso en conservatorios).
Desde USTEA Cádiz consideramos aberrante que la Administración educativa, después de tantos años como gestora única de la educación andaluza, no haya sido capaz de adaptar el sistema de conservatorios a las necesidades reales de los niños y niñas andaluzas, que tras su horario escolar, sacan tiempo para aprender música y tocar un instrumento, con el aporte cualitativo a la enseñanza y a su propia personalidad, que tienen estos estudios.
Igualmente, desde USTEA Cádiz, denunciamos la desconfianza endémica de la Administración hacia su profesorado, cuando en estas pruebas impide que los docentes puedan formar parte de los tribunales que examinan a los alumnos/as a los que han impartido clases y que se presentan a estas pruebas, sembrando una vez más en la sociedad una desconfianza hacia su objetividad y hacia su trabajo, creando además situaciones esperpénticas en las que un docente, pongamos por caso de fagot, deba examinar a alumnos de percusión.
Por tanto desde USTEA Cádiz, exigimos a la Administración educativa que se creen el mismo número de plazas para alumnos/as de grado medio como alumnos/as superen las pruebas de acceso desde el grado elemental, así como el respeto al trabajo y a las calificaciones de sus docentes, eliminando estas “oposiciones”, que a los 11 años, están fuera de todo lugar."

miércoles, 13 de mayo de 2009

CURSO DE ANÁLISIS PARA ESTUDIANTES.



Este curso está destinado a alumnos de último curso de grado medio y a estudiantes en general.
Ponentes:Daniel Gamez, Pascual Marchante,Maria José Arenas y Alberto Carretero.

Tríptico completo para descargar aquí. (Download)


viernes, 1 de mayo de 2009

Cultura Digital y Prácticas Creativas en Educación

Aquí os dejo el enlace a un interesante artículo:"Cultura digital y prácticas creativas en educación"publicado por por Juan Freire en la Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC)

“Cultura digital y prácticas creativas en educación” analiza el impacto que la tecnología digital e Internet tienen actualmente en la educación, entendida como un proceso basado en conocimiento, comunicación e interacciones sociales. Profesores y estudiantes se transforman drásticamente por la emergencia de la cultura digital, provocando la necesidad de cambios en el papel y organización de las propias instituciones educativas. En concreto, la Web 2.0 ha permitido la aparición de prácticas creativas y colaborativas que favorecen el aprendizaje basado en problemas y del do it yourself como estrategias educativas. Estas experiencias se dan en ocasiones en los márgenes de la educación formal. Asimismo, las propias tecnologías educativas han sufrido una evolución, que no es ajena a los cambios culturales, desde modelos centralizados y cerrados a otros abiertos y basados en la “computación en la nube”.