martes, 22 de abril de 2014

SUPERDOTADOS.


Una aproximación al tema . Las páginas web y la bibliografía relacionadas nos pueden ayudar a  profundizar.

Debemos saber que tres de cada 100 niños son superdotados, pero ni sus padres ni sus profesores lo saben. Por eso hay que empezar por  hacer diferenciaciones entre varios tipos de personas:

Talentosa: persona que muestra una aptitud muy destacada en una materia determinada en el campo académico : Matemáticas; artístico , música o de las relaciones humanas. Para serlo es necesaria una elevada inteligencia, según ERIKA LANDAU (1988) de un CI de 120. Los superdotados tienen uno o más talentos añadidos.

Precoz: niño o niña que tiene un desarrollo temprano en una determinada área. Por ejemplo: andar con 9 meses en vez de 12. La mayoría de los superdotados o superdotadas son precoces, principalmente a nivel de desarrollo psicomotor y del lenguaje. Pero, no cuanto más precoz es un niño más inteligente es.
Prodigio: persona que realiza una actividad fuera de lo común para su edad. Obtiene un producto que llama la atención en un campo específico que hace competencia con los niveles de rendimiento del adulto. ( Mozart en su infancia).
Genio: Hasta hace un tiempo se consideraba genio a aquella persona que tenía un CI extraordinariamente elevado: por encima del 180. Hoy día este criterio ha sido eliminado. Genio es aquella persona que dentro de la superdotación y su compromiso con la tarea, logra una obra genial.

La Confederación Española de Asociaciones de Superdotación (CEAS) considera que la superdotación, al ser un fenómeno cognoscitivo y emocional, sólo puede ser diagnosticada por profesionales con competencias sanitarias legalmente reconocidas (no solo educativas).

Características del superdotado.
Si bien no existe un perfil de personalidad único entre los niños y niñas superdotados, sí parece que se dan una serie de características en muchos de ellos aunque no han de darse en su totalidad.
* Capacidad intelectual muy por encima de la media de los niños y niñas de su misma edad (normalmente un Cociente Intelectual o CI superior a 130).
* Gran sensibilidad y profundas preocupaciones acerca de la moralidad y la justicia.
* Gran imaginación. Es común entre ellos tener o haber tenido de pequeños un amigo imaginario.
* Curiosidad intelectual elevada. Es por ello que acosan a preguntas a los adultos. Además no se conforman con cualquier respuesta, quieren la verdad.
* Creatividad alta.
* Gran capacidad de concentración, que demuestran claramente cuando dedican varias horas a un tema que les interesa y parecen estar en otro mundo. Si un trabajo les interesa, son perseverantes y se mantienen motivados.
* Dificultades de relación. Aunque no siempre, es posible que se den dificultades de relación con sus iguales, porque el superdotado supera a éstos en edad mental, por lo que pueden resultarle algo infantiles y con inquietudes diferentes. Por otro lado, puede haber un rechazo por parte del resto de los niños y niñas debido a su avanzado vocabulario y al hecho de que pueda parecer un “sabelotodo”. Es por ello que el niño o niña superdotado prefiera la compañía de niños mayores o de adultos.
* Dificultades escolares. Si en la práctica el sistema educativo no se adapta a las necesidades educativas especiales de estos niños y niñas, muchos de ellos acaban aburridos y desmotivados, bajando su rendimiento escolar o incluso llegando al fracaso.
* Grandes capacidades de memoria.
* Distinto modo de aprendizaje. No solo piensan más rápidamente sino que aprenden y ven los problemas de otra manera.
* Precocidad en el desarrollo motor; en el desarrollo del lenguaje; en el aprendizaje de la lecto-escritura; en el aprendizaje del concepto de número y en el interés por el tiempo.
* Sentido del humor sofisticado.
* Vocabulario muy avanzado para su edad. Son ricos en expresión, fluidez y elaboración.
* No aceptación del autoritarismo. No soportan que le impongan algo de forma autoritaria sin que le den motivos. Hacen exámenes críticos de muchas situaciones.
* Deseos de liderar. Muchos de ellos tienen verdaderas capacidades de liderazgo y son realmente líderes en la escuela.

WEBS:
Guía de Psicologia.
Revista DSalud..Recursos de superdotados.
Deteccion alumnos altas capacidades.
Asociación de padres de superdotados.
Atención a la diversidad.

Bibliografia.
La educación inteligente. Bernabé Tierno y José de Mirandés. Editorial Temas de Hoy
El niño superdotado. Coks Feenstra .Editorial Médici
Niños superdotados .Amparo Acereda .Editorial Pirámide
El desarrollo del talento Javier Tourón y Marta Reyero. Editorial Netbiblo
El desarrollo de los más capaces Luz F. Pérez. Editorial Ministerio de Educación









lunes, 7 de abril de 2014

CONCIERTOS POR LA IGUALDAD



PROGRAMA

 ALUMNOS. 7 ABRIL. 18:30. AUDITORIO.

Concertino para flauta. Op. 107. Cecile Chaminade (1857-1944)
Juan Ramón Bres Regueiro, flauta travesera. 6º EEPP
Javier Sánchez Ostos, profesor pianista acompañante.

Concertino para violín y piano. I y II. Grazyna Bacewicz (1909-1969)
Luis Aday Cartagena Rodríguez, violín. 1º EEPP
Javier Sánchez Ostos, profesor pianista acompañante.


Concertino para violín y piano. III. Grazyna Bacewicz (1909-1969)
Mario Cillán Segundo, violín. 4º EEBB
Javier Sánchez Ostos, profesor pianista acompañante.


Preludio. Mary Cohen
María Jiménez Tomás, viola. 2ºEEPP.

Tres Romanzas. Op. 94, I. Nicht Schnell. Robert Schumann (1810-1856).
Alba Linares Vázquez, clarinete.6º EEPP.
Emilia Jiménez Santos, piano. 6º EEPP.

Suite para dos violines. I y II. Grazyna Bacewicz (1909-1969)
Ana Rosa Dávila Luna, violín. 5º EEPP.
Alfredo Eugenio Jaime Doblado. 3º EEPP.


Piano Sonata nº17 “La Tempestad”. Ludwig van Beethoven (1770-1827).
Juan Carlos Macías Ponce, piano. 5ºEEPP.

Piezas fáciles para violín y piano. Transcipción para viola y piano. Grazyna Bacewicz (1909-1969)
            Preludio. Blas Gómez Butrón, viola. 6º EEPP
                            Carlos Gómez Butrón, piano. 3º EEPP
            Scherzino. Abigail Prián Gallardo, viola. 4º EEPP.
                             Carlos Gómez Butrón, piano. 3º EEPP

Concierto para violoncello nº1 en DoM, HobVII B1. F. J. Haydn.
Fabio Rafael Arias García, violoncello. 5º EEPP.
Inmaculada González Luque, profesora de piano.

Crucifixus. Ana Teruel Medina.
África Gautier Ramos, flauta travesera. 6º EEPP.
Juan Ramón Bres Regueiro, 6º EEPP.
Rocío Barrantes Giráldez, 6º EEPP.


 PROFESORES. LUNES 7 DE ABRIL. AUDITORIO. 20:00.

Piano Trio nº 39, Hob 25, op. 73. Finale. Rondó allÓngarese. J. Haydn.
Elena García Cuadrado, violín.
Álvaro Serrano Calleja, violoncello.
Inmaculada González Luque, piano.


Orfeo y Euridice. Che faró senza Euridice. C. W, Gluck.
Giustino. Vedró con mio dilecto. A. Vivaldi.
I purtani. Ah! Per sempre. V. Bellini.
Esteban Rodríguez Rodríguez, barítono.
José Yoichi Suardíaz Ikeda, piano.

El mirlo negro. Oliver Messiaen.
Lara Domínguez Zurrón, flauta travesera.
Emilio José García Molina, piano.

Divertimento para oboe, clarinete y fagot. Jean Francaix.
Vicent Giménez Pons, oboe.
Jaime Román Rodríguez, clarinete.
Arnau Coma Cunill, fagot.

La dama de Shangai, María José Arenas Martín.
Jorge Andreu, piano.*

Obivlion. Astor Piazzolla.
Noelia Climent Miranda, violín.
Diana López Rodríguez, piano.

Cuentos y leyendas. Para fagot y audio. Dolores Serrano Cueto.
Arnau Coma Cunill, fagot.

Demmeriana, André-Boch.
Jaime Román Rodríguez, clarinete.
Patricia Vázquez García, piano.

Sonata para trompeta y piano. I. Paul Hindemith.
Jose Luis Cueto Gómez, trompeta.
Javier Sánchez Ostos, piano.

Tema con variaciones para clarinete y piano. Jean Francaix.
Jaime Román Rodríguez, clarinete.
Emilio José García Molina, piano.

Gyros. Ana Teruel Medina.
Elena Vicent Lozano, flauta travesera.
Elena García Cuadrado, violín.
Jaime Román Rodríguez, clarinete.
Alvaro Serrano Calleja,chelo.
Javier Sanchez Ostos,piano.
NOTAS AL PROGRAMA

La dama de Shanghai, de María José Arenas Martín.

La dama de Shanghai es una pieza para piano, de carácter breve, que forma parte de un ciclo de obras de ámbito  pedagógico llamado Orson Welles para niños. La finalidad de este proyecto, encargado por los pianistas Javier Cembellín y Diego Fernández Magdaleno, es la de acercar las músicas actuales a jóvenes pianistas que cursan estudios de grado elemental y profesional de música. Cada una de las cinco obras que conforman este proyecto está basada en los rasgos más característicos de las películas que les dan nombre; así, para su composición se tienen en cuentan los desarrollos temáticos, personajes, escenografía o la propia música de la película, además de realizar una adaptación pedagógica que recoja las necesidades técnicas que los alumnos precisan en su aprendizaje


Cuentos y leyendas Para fagot y audio, de Dolores Serrano Cueto. Estreno.

Cuentos y leyendas es una obra para fagot solo y audio, dedicada a Arnau Coma. Basada en las sensaciones y recuerdos que me evocan los cuentos y leyendas de mi infancia que aún hoy siguen escuchándose.
Los sonidos originales del audio nacen de otra obra, Fagoteando, estrenada en Costa Rica en 2010 por la fagotista Cindy Bolandi.
Existe un cierto equilibrio entre la complejidad del audio y la trama sencilla de la partitura, buscado para conseguir mi objetivo: contaros un cuento…Pero no uno cualquiera. Será el que cada uno de vosotros quiera escuchar.
Obra publicadapor la revista Mina III en diciembre de 2013.



Gyros, de Ana Teruel Medina.

Gyros fue obra finalista del "1º Concurso de Composición Musical de la Real Maestranza de Caballería de Ronda". Fue estrenada por la Orquesta de Cámara del Aljarafe, el 4 de julio de 2013, en el acto de clausura del "2º Encuentro Música-Filosofía", realizado en el seno de la "14ª Semana de la Música de Ronda".
Gyros trata con un lenguaje actual una forma tradicional: la chacona. El bajo, presentado en el violonchelo, evoluciona a base de un desarrollo  continuo de todos los parámetros musicales, sobre todo a nivel tímbrico, y está presente de una forma u otra a lo largo toda la obra, incluso cuando el oído parece haberlo perdido abrumado por el engrosamiento de la textura o la inestabilidad rítmica. Su característica cromática da pie al uso intenso de la disonancia.



martes, 1 de abril de 2014

LAS GRANDES MAESTRAS.

A continuación reproducimos el  interesantísimo artículo de Patricia Godes publicado en  "el diario.es" el 31 de Marzo.

(Patricia Godes es periodista especializada en cultura popular, tendencias y música. Ha trabajado en radio, televisión y prensa escrita y es autora de varios libros, incluyendo un ensayo sobre la interacción de la música y el vestido titulado Dandys de los bajos fondos.)

Introducción a la música clásica para Hipsters IV: las grandes maestras

Porque no sólo hay musas, amantes y esposas. Y porque, a diferencia de otras tribus y militancias, el hipster tiene una virtud digna de aplauso: el hipster es feminista
Wendy Carlos, la primera diva transexual de música clásica contemporánea
Wendy Carlos, la primera diva transexual de música clásica contemporánea

Dentro de la música clásica, el feminismo es tan excepcional como en el resto de nuestra patosa sociedad, aunque menos hortera. "Las mujeres artistas y sus carreras han sido invisibilizadas a causa del patriarcado. No se les permitía acceder al arte, sus obras no eran valoradas. No han sido reconocidas y seguramente desconocemos a muchas compositoras de otras épocas. Incluso hoy día, en los museos, hacen faltan exposiciones específicas sobre mujeres artistas", dice Lara Alcázar, estudiante de Historia del Arte y cabeza visible en España del grupo feminista Femen.
Kant, Schopenhauer y otros listos estaban empeñados en que las mujeres no daban para la creación artística. Lo que pasaba es que... ¡a ver quién era la chula que, entre mareos, dolores, pulgas, piojos y niños chillando, era capaz de componer una sinfonía! A lo largo de todos los siglos de historia, las vidas de las mujeres han transcurrido entre embarazos, partos, lactancias y crianzas de niños y niñas. La mortalidad infantil era galopante y la mitad de bebés se moría en la infancia. Tener muchos hijos, además, era la mejor inversión para una pareja: brazos para granjas y talleres, cuidados para la vejez y nietos para la herencia. Pero ¡ojo! Todo ello sin tocólogos ni pediatras que administrasen tratamientos o paliativos efectivos.
"La naturaleza te forzaba a ocuparte de tu prole antes que de cualquier otra cosa. El instinto maternal es muy fuerte y las crías de cualquier especie necesitan protección. La gran incorporación femenina al mundo laboral, en cualquier ámbito, no tiene lugar hasta el siglo XX gracias a los anticonceptivos y a la necesidad de mano de obra cuando los hombres estaban en la guerra", dice Almudena de Maeztu, autora de una biografía de Alma Mahler.
No nos olvidemos de que, durante siglos, los absurdos y obligatorios corsés impedían que el riego sanguíneo llegase al cerebro y a las extremidades convirtiendo prácticamente en inútiles a muchas generaciones de mujeres. No es extraño que los tabúes y la protección paternalista se fueran acumulando hasta alcanzar las dimensiones de la Muralla China y el peso de la Gran Pirámide.
"No era habitual que la mujer trabajara", añade Ana Vega Toscano, directora de Radio Clásica, una pianista y musicóloga especializada en el repertorio pianístico femenino. Pero... "En el siglo XIX", explica, "la música entraba dentro de lo que se consideraba buena educación para una señorita y se convirtió en un instrumento para la independencia económica. Gracias a la pedagogía, el campo de la música fue una de las primeras puertas que se abrió para la mujer y una de sus primeras bazas para independizarse".

Musas, amantes y esposas

En la historia de la música clásica, el papel protagonista lo tienen las musas, amantes y esposas. A veces son tan famosas como las piezas que inspiraron, como es el caso de la poetisa Mathilde Wesendonck para quien Wagner compuso su Isolda o Alma Malher, esposa, ayudante y biógrafa de Gustav, a su vez compositora de lieder que se siguen interpretando. "Siempre han sido más famosas las socialites que las artistas", dice Maeztu. "La creación artística interesa menos que los ecos de sociedad. Si era difícil hacerse un nombre en la música siendo hombre, imagínate siendo mujer cuando la única actividad femenina reconocida y aceptada era la de esposa, amante o madre. Además, la posición de musa es más agradecida y cómoda que la de creadora: recibes dedicatorias y menciones y formas parte de la obra de un gran artista sin hacer nada".
¿Alguien se anima a echar una mirada a una rápida selección de grandes maestras de la música? Diez compositoras que crearon sus obras dentro de los cánones académicos, incluyendo el tour de force de la sinfonía y la opera. Todas fueron famosas y reconocidas. Las diez fueron capaces de mantener su actitud independiente y desenvuelta frente a la sociedad patriarcal. "Si hoy sabemos sus nombres es seguro que eran mujeres inteligentes, fuertes y constantes", dice Alcázar que se emocionó al estudiar la vida y la obra de Lili Boulanger para un proyecto artístico. "Para lograr ser reconocidas habrán tenido que superar una larga carrera de obstáculos", añade. "Eran mujeres muy preparadas, integradas en la realidad social, mujeres que viven su tiempo", explica Toscano. "Es un repertorio muy interesante que se ajusta a su momento histórico: se puede hacer una historia paralela de la música a través de la obra de las mujeres y sus creaciones".
"El patrimonio artístico es universal. No es patrimonio masculino", dice Alcázar.

LAS DIEZ DIVAS
1. Hildegard von Bingen (1098 – 1179), abadesa, curandera, mística y santa. Es una de las pocas doctoras que tiene la Iglesia Católica. Sus composiciones pretenden acercarnos al Cielo por medio de tesituras ascendentes e intervalos más largos de los habituales en la música medieval. Tuvo visiones proféticas, se metió en discusiones teológicas y se atrevió a escribir un papel para el demonio en su auto sacramental "Ordo Virtutum".
2. Louise Farrenc (1804 – 1875), francesa, autora de numerosas piezas para piano, obra de cámara y tres sinfonías con influencias de la música antigua. Fue muy conocida como pianista en diversos países europeos y llegó a ser la única mujer profesora del Conservatorio de París. Se empeñó en obtener la misma paga que los concertistas masculinos y lo consiguió. Durante su vida, consiguió igualmente una sólida reputación como compositora aunque posteriormente sería arrinconada detrás de los grandes maestros contemporáneos suyos.
3. Fanny Mendelssohn (1805 – 1847), hermana de Felix. Pertenecía a una familia adinerada, de modo que su música no necesitó hacer concesiones ni a las modas y preferencias del público ni a los gustos y manías de los mecenas y sponsors. Pero Fanny tuvo que enfrentarse a los prejuicios de la sociedad en general, de su padre y de su hermano. Algunas obras de Fanny se publicaron con el nombre de Felix.... Hasta que ella se hartó y, a los 40 años, publicó por su cuenta y riesgo un libro con sus composiciones.
4. Clara Schumann (1819 – 1896), pianista de enorme reputación y muy influyente en su época tanto en las tendencias interpretativas como en el gusto del público. Hija de un profesor de música, aprendió a tocar el piano antes que a hablar porque sufrió un retraso en su desarrollo lingüístico. Gracias a ella, Robert, el que después fue su marido y célebre compositor, estudió música con su padre. Dentro del matrimonio, era ella la que se ocupaba de las cuentas y la que sostenía la economía familiar gracias a sus conciertos sacrificando voluntariamente para ello su talento de compositora.
5. Pauline Viardot-Garcia (1821 – 1910), cantante, pianista, compositora y también dibujante. Procedía de una familia de músicos españoles establecidos en París y su hermana es la legendaria diva operística María Malibran. Pauline fue muy querida y tuvo docenas de enamorados y pretendientes apasionados. Compuso canciones, piezas para piano y violín, arreglos vocales de otros compositores y hasta varias óperas. Pero para ella, sus composiciones eran solo juegos a pesar de las alabanzas y admiración que suscitaban.
6. Amy Beach (1867 – 1944), compositora romántica norteamericana. Niña precoz con oído absoluto, tuvo la suerte de que su marido, al que no le gustaba su carrera de pianista, alentase, en cambio, su vocación compositiva y así pudo evolucionar hacia lenguajes novedosos y arriesgados. En 1896, Amy fue la primera mujer norteamericana que consiguió que una obra suya -Sinfonía Gaélica en mi menor- fuese estrenada por una orquesta sinfónica tan importante como la de Boston.
7. Florence Price (1887-1953), la pionera de las compositoras sinfónicas afro-americanas. Su obra se caracteriza por integrar la tradición musical negra en la música académica. Escribió gran cantidad de piezas aunque no consiguió estrenarlas todas. Hizo arreglos académicos de espirituales negros y canciones populares. Marian Anderson – en su histórico concierto en el Lincoln Memorial- y Leontyne Price, representantes musicales del orgullo racial, han interpretado sus obras.
8. Nadia Boulanger (1887 – 1979), pianista, directora y compositora. Es muy conocida como pedagoga. Quincy Jones, Philip Glass y Astor Piazzola pasaron por su aula. Nadia obligó a Astor a reconciliarse con el tango y el bandoneón y era capaz de rechazar alumnos si consideraba que no tenía nada que enseñarles. Su hermana pequeña, Lili Boulanger, tenía oído absoluto, pero era de naturaleza enfermiza. Trabajadora obsesiva e infatigable dejó una amplia y variada obra a pesar de que falleció a los 24 años. Dictó su última pieza a su hermana en su lecho de muerte.
9. Germaine Tailleferre (1892 – 1983), amiga de Cocteau, Ravel y Paul Valéry, forma parte del grupo de los Six con Honegger, Milhaud, Poulenc, Auric y Durey. Su padre no quería que se dedicase a la música y, como respuesta, ella se cambió el apellido. Dada su dedicación exclusiva, su obra es muy extensa y amplia lo mismo que su reputación. Tuvo una vida matrimonial problemática e intentó suicidarse. Su segundo matrimonio tampoco fue feliz, aún así, Germaine estuvo componiendo literalmente hasta su muerte a los 91 años.
10. Wendy Carlos (1939), nació hombre y eligió ser mujer. Es la única figura nacida en el siglo XX que incluimos en esta selección y seguramente la más influyente por sus adaptaciones para sintetizador de las piezas de Bach -que batieron récords de ventas en 1969 y obtuvieron tres Grammys - y sus bandas sonoras para films como "La naranja mecánica", "El resplandor" o "Tron". Se le suele considerar precursora de nuevas músicas como el la new age y el ambient y ha llevado a cabo importantes investigaciones en el campo de la electroacústica.